• Toldos de caída libre 

Un toldo vertical  o de caída libre cuenta con mecanismos especiales de aluminio sólido, para hacerlo resistente a la intemperie. Existen accesorios adicionales como sujetadores a piso para evitar que se mueva cuando sople el viento. Estos toldos pueden ser manuales manejados por una manivela o motorizados con control remoto.